Castell de Santueri
Mallorca

Historia

La zona presenta numerosas cuevas con restos arqueológicos mucho más antiguos que indican un uso continuado de este espacio desde época prehistórica -documentados desde el Bronce Antiguo (alrededor del 2200 aC)- que se podría calificar como lugar sagrado de culto. Por otra parte, algunas prospecciones realizadas en el interior del castillo han encontrado restos que indican una ocupación romana y bizantina.

Se cree que el recinto ya se usó como refugio para la población existente en la zona durante la invasión islámica (903), y que más tarde volvió a ser usado durante la reconquista cristiana de Mallorca por Jaime I en 1229.  Es a partir de este momento cuando contamos con más información del Castillo de Santueri, que pasó a manos de Nuño Sans, conde del Rosellón, hasta su muerte en 1241, siendo heredado por su sobrino Jaime I, Rey de Mallorca.

En 1248, durante la conquista de Mallorca por el Rey de Aragón Alfonso III, la resistencia del castillo fue escasa, rindiéndose a los pocos días de asedio. Desde esta fecha y hasta mediados del siglo XIV estuvo en funcionamiento ante los continuos enfrentamientos por la titularidad del Reino de Mallorca. Después pasó a actuar como lugar de vigilancia ante posibles ataques marítimos.

A finales del siglo XV prácticamente se encuentra en desuso, aunque fue un punto de resistencia en el movimiento de la Germanía, enfrentándose a asedios entre 1522 y 1524, siendo el único de los tres castillos roqueros de Mallorca que permaneció leal a la Corona.

Tras esta etapa, el castillo se mantuvo más o menos activo ante posibles amenazas que llegaban desde el mar, pero su degradación y pérdida de importancia fueron en aumento. En 1811 es vendido por el Estado a un propietario particular y abandona totalmente su función de fortaleza.